Los nuevos modelos educativos requieren establecer un nuevo diálogo con el entorno

En fecha 24/June/2021

Espacios que acompañen a los procesos de cambio en la enseñanza mediante modelos más flexibles, experienciales, digitalizados y participativos

La formación en nuestro sistema educativo actual está enfocada hacia el Poder Hacer. En cambio, la preparación tiene una dimensión más importante al estar enfocada al Saber Hacer. Esto se debe a que la mayoría de las situaciones que se le plantean al aprendiz en el aula son totalmente artificiales, muy lejanas del mundo real. La personalización del aprendizaje va a ser clave para poder preparar a los alumnos. Según Fernando Sansaloni.
 

Imagen galeria
 

El camino hacia un aprendizaje flexible que fomente la creatividad del alumnado pasa por potenciar las relaciones entre miembros de diferentes grupos y edades. La concepción de espacios comunes y dinámicos, donde se aprovechen circulaciones, vestíbulos, así como las áreas lúdicas o de descanso, adquieren gran protagonismo en proyectos de esta tipología. El diseño hermético que independiza estudios entre sí se queda atrás para dar paso a zonas de co-working, más abiertas y colectivas, invitando al movimiento y poniendo en valor el intercambio físico

Imagen galeria
 

Con ello concluimos con la importancia que hoy en día debemos prestar a los espacios dinámicos sin dar la espalda a los entornos colaborativos. Es el momento de configurar entornos seguros que optimicen la satisfacción de los trabajadores

En todo proceso de transformación se progresa desde el conflicto, al principio hay resistencia y es fundamental ganar la confianza de aquellos que participan. Para poder obtener la confianza que facilite el compromiso de todos los agentes implicados, profesorado, familias y alumnos, es necesario demostrar que las nuevas propuestas son válidas, son efectivas.