Menu
Los factores ambientales que condicionan una oficina

En fecha 01/June/2017

El trabajo de oficina está condicionado por varios condicionantes ambientales que influyen en la salud y el bienestar de los empleados.

Es muy importante saber cuales son estos factores y tratar de incorporarlos a las características esenciales de nuestra oficina

Lugar físico

El espacio donde se encuentre ubicada la oficina debe ser amplio, limpio y sin contaminaciones acústicas (exceso de ruidos) o ambientales (mucho calor o frío).

- Ausencia de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso a las personas con movilidad reducida

- Las dimensiones deben ser suficientes para los trabajadores.

- Los muebles y el material de oficina deben cumplir las normas ergonómicas para evitar lesiones y problemas de salud.

La Iluminación

Una oficina debe estar bien iluminada, a ser posible con luz natural durante las horas del día. Además, es importante que la luz se distribuya de manera uniforme por toda el área de trabajo. Los problemas de iluminación no deben subestimarse, pues es habitual que provoquen dolores de cabeza y problemas oculares que mermen la salud de los empleados e incidan negativamente en su rendimiento.

El ruido

Un exceso de ruido en la oficina procedente del exterior o de algún aparato (maquinaria, calderas, aire acondicionado) puede provocar desde problemas de concentración a daños psicológicos más graves, como ansiedad o nerviosismo. A partir de un cierto nivel de decibelios o si el ruido es constante puede, inclusive, producir lesiones en el oído.


Ventilación y condiciones atmosféricas

El espacio de trabajo debe estar suficientemente ventilado, sin humedad excesiva y mantener una temperatura de confort. Recomendaciones sencillas y de sentido común como no abusar del aire acondicionado o la calefacción (con una temperatura de 21 grados suele ser suficiente) y, en caso necesario, usar algún aparato deshumidificador, suelen ser suficientes para conseguir y mantener una temperatura agradable en la oficina.

Decoración y color de las paredes

Los empleados pasan en la oficina muchas horas de su vida, viendo siempre las mismas paredes y decoración. Por este motivo es importante que el entorno sea lo más agradable posible y para ello hay que cuidar aspectos como el color de las paredes y mamparas, el diseño de los muebles o la decoración. Los colores claros aumentan la calidez y dan sensación de amplitud, los muebles viejos crean un aspecto deprimente en la oficina y la decoración debe ser cuidada, prestando atención a los detalles y con motivos alegres, como pueden ser cuadros o imágenes relajantes y que connoten positivismo.

 

Fuente Edenblog. Agua y Café 



Oficinas